JUEGOS DE ROL: PONLE IMAGINACIÓN A TUS ENCUENTROS SEXUALES

Tú y tu pareja se la pasan viéndose a la cara, sin saber qué hacer en esos momentos que ambos se encuentran sobre la cama, solos en casa y en una noche lluviosa. ¿Quieres que la  vida dentro del dormitorio dejes de ser aburrida y se convierte en algo estimulante y excitante? ¿La rutina erótica entre ustedes se ha convertido en un mundo aburrido y sin motivación? No te preocupes, esto puede ocurrir en las parejas más enamoradas. Y, lo mejor, es que se pueden usar algunas técnicas o métodos que reaviven la pasión en la alcoba.

¿Has escuchado hablar de los juegos de rol? Es simple, son juegos que se realizan en el mundo real donde los jugadores representan papeles ajenos a ellos y viven historias especiales muy diferentes a su vida cotidiana. En base a esto, te proponemos incluir algunos juegos de rol en tu vida íntima.

UN ROL SEXUAL PARA DESCUBRIR LOS SECRETOS

juego sexual

Los papeles que pueden representarse en un juego de rol, que sirva como abre boca a una relación sexual placentera y especial, pueden ser muchísimos y los puedes ir adaptando de acuerdo a esas fantasías que has tenido toda tu vida. Por ahora, para ayudar a tu imaginación, te dejamos algunas ideas:

  • Sexo de una noche. En este juego, ambos deben acordar encontrarse en un bar o lugar público. Se presentan en el local vestidos de manera diferente, usando peluca, barbas postizas y otros accesorios para parecer otra persona. Allí, se encontrarán como desconocidos e iniciarán el flirteo para culminar, de ser posible, en la cama esa misma noche.
  • En la escuela. La clásica alumno-profesor pude adaptarse como alumno y directora del centro escolar. La directora decide castigar al travieso alumno, pero de una manera, como: obligándoles que le bese los pies, le haga un masaje o que se deje tocar.
  • La tortura. En este caso habrá un interrogador y un interrogado. Las preguntas se basarán en la búsqueda de respuestas sobre secretos sexuales. Para obligar la confesión del interrogado, se le puede amarrar a una silla o cama y usar algunos métodos de tortura cómo una pluma de ave para pasársela por ciertas zonas, la lengua sirve para el mismo efecto, pellizcarles los pezones y todo lo que puedas imaginar.

El guardia jurado. En este caso, un vigilante nocturno de un mall comercial escucha un ruido raro y busca la causa del mismo. Al llegar a la tienda de lencería femenina, encuentra a una mujer probándose la existencia. La captura y ella usará sus mejores armas para que la deje ir y, además, llevarse la “compra”.

Follow me!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *